Páginas

martes, 30 de septiembre de 2014

Podría haber sido peor

El marco roto
Ayer salí a explorar senderos por los bosques cerca de los túneles. Ya venía de vuelta, por la Ruta de San Andrés, cuando sentí un balanceo molesto en la rueda trasera y un clap-clap en los pedales. Paré a revisar y descubri que había roto el marco.

El camino de vuelta, por suerte, era pura bajada y estaba sin hoyos ni calamina. Volví despacio, con el puro vuelito, haciendo a pie las pocas subidas que encontre.

Llegue sin novedad a la casa, pero podría haber sido peor. Podría haberse roto unos kilometros antes, mientras iba bajando la quebrada por un sendero largo, lleno de piedras y con uno que otro surco. Habría quedado lesionado, sin bicicleta y en medio de la nada. Volver habría sido una aventura.

El marco es un Venzo, modelo Valencia. Tenia entre 2.000 a 3.000 kms de uso.

Podría haber sido peor


domingo, 20 de abril de 2014

Esperando la primera lluvia


Este verano las olas han estado buenas; los senderos, más bien malos. Mucho surf, poca bici.

Mucho tránsito de turistas por todos lados. La calamina está terrible desde Pichilemu hasta Espinillo. Mucho polvo también: las ruedas se entierran y hay que irse con cuidado para no patinar y terminar en el suelo. Mucho auto paseando, también, en estos caminos estrechos, sin visibilidad.

Estamos esperando la primera lluvia, a que los caminos vuelvan a estar firmes y planos.

Proyectos para este otoño: hacer otra ruta de 100 kms, pero sin tocar el pavimento; explorar desde Espinillo hasta Rinconada de Alcones; diseñar una ruta asesina a base de puros ascensos; hacer otro vídeo de Larraín Alcalde.

viernes, 22 de noviembre de 2013

Circuito Tren a Pichilemu


Circuito Tren a Pichilemu from Look Alterno on Vimeo.

Un recorrido por los restos del pasado,
para descubrir y explorar lejanos monumentos
que algunos recuerdan y muchos no conocen.


Me tomó meses completar este circuito. Lo fui armando por partes, llegando cada vez un poco más lejos. Finalmente, la semana pasada lo complete, en lo que fue una gran aventura.

Quería hacer un documental sobre el pasado y presente del tren a Pichilemu. Quería mostrar la estación de Pichilemu, lo que queda de Larraín Alcalde y los túneles. Y lo más interesante, quería encontrar una senda para pasar desde los túneles a la Ruta de San Andrés, y asi volver a Pichilemu por un camino distinto.

El circuito parte en la estación de Pichilemu, y luego de llegar al paso inferior Tres Ojos, toma por la línea férrea. Es la parte técnica del recorrido, pero tiene un vista inmejorable de Pichilemu.

De ahí, a Larraín Alcalde. De la estación sólo quedan los cimientos y un montón de casas abandonadas, medias derruidas pero aún de pie, resistiendo terromoto tras terromoto. Se sigue por el camino, ya que la línea suele estar cubierta de matorrales y zarzamoras aqui y allá, haciendo imposible la pasada.

Unos kilometros más arriba, se entra por La Leonera. De ahi en adelante ya no hay gente ni casas. Es puro bosque. Ell camino se pone un poquito más malo. Es casi pura subida hasta el paso inferior Las Mulas, desde donde se baja nuevamente a la línea férrea.

Desde ahi hasta los túneles es pan comido. Las forestales usan el antiguo trazado para sus camiones, y lo mantienen bien transitable.

El túnel El Quillay es el más corto. No tiene durmientes y se puede atravesar en bici con la luz que entra por ambas bocas.

La joya del recorrido es el túnel El Arbol, con sus 1.950 metros. Fue por años el segundo túnel más largo del país. Es un túnel recto; siempre se ven ambas bocas desde dentro. Aun tiene algunos durmientes en la via, pero se puede caminar sin tropezar.

La aventura


La parte que me faltaba por explorar era desde el túnel El Arbol hasta la Ruta de San Andrés, lo que implica atravesar una quebrada. Después de un buen rato mirando Google Earth, logre armar un recorrido uniendo diversas sendas por aqui y allá.

El cruce se veia fácil. Tenía que avanzar 1.300 metros siguiendo la línea férrea, y luego atravesar la quebrada, lo que agregaba otros 1.700 metros. Una vez en la Ruta de San Andrés, serían 30 kms de vuelta hasta Pichilemu. Se veía fácil; ¿qué podría salir mal?

Y ... me perdí. Pasando la quebrada seguí de largo por el camino que no era. Hasta ahi iba bien, aunque ya sin agua, pero luego subí el cerro equivocado, de frente, tirando la bicicleta a las 4PM de un soleado día de Noviembre. Eso me mató y me dejó sin energía.

Me había perdido el camino, pero sabía donde estaba. Había seguido de largo en lugar de tomar un desvío un par de kilometros antes. La planificación y preparación estuvieron bien, pero falló la ejecución. Debería haber medido mis distancias, pero me confie y no lo hice. Así me perdí.

Hice entonces lo más razonable: volver atrás e intentarlo de nuevo. Encontre la huella correcta sin más problema, pero me tocó volver a subir otro cerro, de frente y tirando la bici. No fue agradable.

Finalmente, llegué a la Ruta de San Andrés. Gracias a la bondad de transportistas que pasaban pude conseguir agua. Si no, no creo que pudiera haber seguido pedaleando.

El calor mata y mata rápido.



Baje el archivo Circuito Tren a Pichilemu.kmz para explorar este recorrido usando Google Earth.


Distancia: 60 kms.
Ganancia elevación/descenso: 1200 mts / -1200 mts.
Tiempo: 5.0 horas aprox.
Dificultad: media.