Páginas

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Circuito Cuesta Vieja

Un camino lleno de surcos y grietas
Antiguamente el camino que bajaba desde Los Cruceros (barracas) hasta Cahuil no seguía el actual trazado. El camino de ese entonces bajaba en línea recta a unos 100 o 200 metros del actual camino.

Por allá por 1910 se produjo una disputa entre el propietario de las tierras aledañas al camino y las autoridades de la zona. El resultado fue que se trazó el actual camino con el único fin de cortarle un buen pedazo al fundo y amargarle la vida al dueño.

Este antiguo camino, conocido como Cuesta Vieja, aun existe, pero no tiene mantención. Comienza inocentemente poco antes de llegar a Los Cruceros. Los primeros 600 metros están ahora ocupados por las líneas de transmisión eléctrica, y están bien fáciles. El resto va de mal en peor, con pedazos por donde sólo pasan los tractores y caballos. Los últimos 200 metros están fatales: fuerte pendiente, puras curvas y superficie destruida.


Baje el archivo Circuito Cuesta Vieja.kmz para explorar este recorrido usando Google Earth.

Distancia: 3 kms
Ganancia elevación/descenso: 3 mts / -190 mts.
Tiempo: 15 minutos.
Dificultad: alta.

martes, 30 de setiembre de 2014

Podría haber sido peor

El marco roto
Ayer salí a explorar senderos por los bosques cerca de los túneles. Ya venía de vuelta, por la Ruta de San Andrés, cuando sentí un balanceo molesto en la rueda trasera y un clap-clap en los pedales. Paré a revisar y descubri que había roto el marco.

El camino de vuelta, por suerte, era pura bajada y estaba sin hoyos ni calamina. Volví despacio, con el puro vuelito, haciendo a pie las pocas subidas que encontre.

Llegue sin novedad a la casa, pero podría haber sido peor. Podría haberse roto unos kilometros antes, mientras iba bajando la quebrada por un sendero largo, lleno de piedras y con uno que otro surco. Habría quedado lesionado, sin bicicleta y en medio de la nada. Volver habría sido una aventura.

El marco es un Venzo, modelo Valencia. Tenia entre 2.000 a 3.000 kms de uso.

Podría haber sido peor


domingo, 20 de abril de 2014

Esperando la primera lluvia


Este verano las olas han estado buenas; los senderos, más bien malos. Mucho surf, poca bici.

Mucho tránsito de turistas por todos lados. La calamina está terrible desde Pichilemu hasta Espinillo. Mucho polvo también: las ruedas se entierran y hay que irse con cuidado para no patinar y terminar en el suelo. Mucho auto paseando, también, en estos caminos estrechos, sin visibilidad.

Estamos esperando la primera lluvia, a que los caminos vuelvan a estar firmes y planos.

Proyectos para este otoño: hacer otra ruta de 100 kms, pero sin tocar el pavimento; explorar desde Espinillo hasta Rinconada de Alcones; diseñar una ruta asesina a base de puros ascensos; hacer otro vídeo de Larraín Alcalde.